Todo el cuerpo vibra en torno a la luz

Para adentrarnos en este tema de cómo vibrar en armonía tenemos que entender que somos seres creadores, llenos de luz, que nuestros pensamientos y emociones influyen en la vibración que trasmitimos al mundo.

Nosotros somos energía y vibramos energía, cuando vivimos en armonía con el universo se nos es más fácil sobre llevar las situaciones de la vida. Con esto no quiero decir que todo será color de rosas, viviendo pura felicidad. Somos seres humanos y por hender pasaremos por situaciones difíciles y complejas, pero la diferencia es como sobrellevamos esas situaciones, comprender que todo es una enseñanza de la vida para ayudarnos a evolucionar como seres de luz, comprender que en esas situaciones donde la vida nos pone de cabeza y nos da movimientos son para despertarnos.

Son movimientos para despertar el alma, pero si no aprendemos la vida seguirá dándonos movimientos hasta que nos demos cuenta de lo que tenemos que aprender para no seguir repitiendo malos hábitos que no nos ayuda a seguir creciendo como seres de luz.

Recordemos que la vida no es un castigo, es una aventura que nos llena de aprendizajes pero solo tú eres el responsable de cómo sobre llevar esa aventura,  ¿Qué emociones son las que guían tu vida? O ¿Cuáles son tus pensamientos ante las situaciones? 

Cuando la vida te pone momentos complejos solo sientes enojo, frustración o rabia, o tienes pensamientos negativos de porque solo a ti te está pasando eso, pues te cuento un secreto todo eso influye en tu vibración.

Vibrando Armonía

Es importante vivir, vibrando paz por un bienestar propio y sanación de nuestro ser, nos ayuda a evolucionar y estar más atentos a las situaciones en nuestra vida, Cuando comienzan a vibrar a un ritmo, los latidos de tu corazón y tu cuerpo se unen y entras en armonía con el cosmos ya no son dos, si no uno con el universo. Ahora son un círculo y vibran juntos.

Cuando hacemos consciencia de vivir en armonía con el universo nos ayuda a vivir en calma, ser más serenos ante las situaciones de la vida, también nos ayuda a tomar mejores decisiones.

La armonía del cuerpo es un estado donde tu cuerpo ya no se siente como materia, vibra como energía, se vuelve luz. Vibra tan profundamente desde su base, que tú te olvidas completamente que es una cosa material. Se transforma en un fenómeno de luz.

Estando en una sola frecuencia, ya las frecuencias no están separadas, empezamos a vibrar al mismo ritmo del universo, siendo uno con Dios, ayudándonos a sanar y a ser creadores en nuestra realidad.

 Al vibrar en armonía nuestras experiencias en la vida serán más gratas y serenas, transformándose en una frecuencia armoniosa, dejando que todo fluya y vibrando con la energía del universo. 

Cuando sucede con toda la existencia, es armonía, es la gran vibración.

Vivir en Armonía con el Cosmos

Todo vive, todo respira, todo palpita y comulga con esta gran corriente que brota de la existencia e inunda el universo, desde las estrellas hasta la más diminuta partícula. Vivimos y nos movemos en la existencia.

¿Cómo vibrar con la Armonía del Cosmos?

Para vibrar en armonía con el cosmos o universo solo tenemos que ser más consciente de nuestros pensamientos, emociones y respiración. Armonizando nuestro ser con la respiración, entrando en la esfera de la conciencia divina y  para lograr eso no se necesita ser un gurú o buda solo vivir en concordancia con lo que deseamos y desprendernos de lo negativo de la vida.

Siendo más sensibles, para trabajar toda nuestra vida inspirando la fuerza y la luz de la existencia y expirando esa luz de vuelta al mundo entero. Es distribuir la luz de la existencia que uno ha atraído a su propio interior.

 Al estudiar la respiración y su relación con los ritmos del universo, nos iniciamos a descubrir nuestro potencial y poder interior, con el fin de comunicarnos con una región particular del mundo espiritual, el ser humano debe escoger el ritmo apropiado para hacerlo propio y usarlo como una llave para entrar a nuestro centro de armonía.

La frecuencia es un factor esencial para hacer contacto con una estación transmisora determinada, estar en la frecuencia armónica de creación de nuestra realidad y tener el control de lo que pensamos para así vibrar en una frecuencia positiva para poder recibir energía armónica del universo.

Sino vibras en una frecuencia positiva solo atraerás cosas negativas, por eso debemos ser consciente de nuestros pensamientos y emociones. De esta manera, la respiración puede aclararles grandes misterios, pero sólo si la acompañan de algún trabajo mental como: Inspirar y expirar… inspirar y expirar… dentro y fuera… Creando un vínculo entre la respiración y cada manifestación de la vida espiritual.

Uno de los mejores ejercicios que pueden hacer  y les aconsejo que tomen como hábito para todos los días y varias veces al día, es respirar luz.

Elijan un lugar tranquilo donde nadie los moleste, sentándose en una posición cómoda y respiren: imaginen que están inhalando luz cósmica, la luz infinitamente más sutil que la luz del sol, esa luz intangible, invisible, esencial, que permite toda la creación.

Inspirando luz y Expirando paz llevando la calma a nuestro cuerpo. Dejen que esa luz empape las profundidades de tu ser y que fluya por todas tus células y todos los órganos de su cuerpo.

massa luctus venenatis libero sit felis commodo quis, dolor