Desde siempre el hombre ha utilizado el arte como vía de expresión para explorar su mundo interior, expresando así su mundo interior. En la Danza terapia pone énfasis en expresar a través del movimiento lo que nos bloquea en la vida cotidiana, bailando podemos expresar nuestros miedos, la rabia, la angustia, el dolor. En el momento en que reconocemos estos sentimientos dentro de nosotros, podemos expulsarlos  trayéndolos al exterior a través de nuestro mismo cuerpo, para que una vez visualizados podamos comprenderlos, eliminarlos o cambiarlos.

La danza a lo largo de la vida nos ha llenado de beneficios, teniendo gran impacto en nuestra evolución en nosotros.

Beneficios de la danza en los niños menores de 6 años

La danza permite un desarrollo armónico en los niños y se puede iniciar en edades muy tempranas, hay un aspecto muy importante que es la tonificación muscular y la coordinación corporal ayudando así al desarrollo adecuado del niño en su crecimiento, también destaquemos que la motricidad gruesa cumple un papel principal en su desarrollo como la habilidad que el niño va adquiriendo, para mover armoniosamente los músculos de su cuerpo  y mantener el equilibrio, además de adquirir agilidad, fuerza y velocidad en sus movimientos.

En la danza se trabaja la coordinación y el equilibrio, su  relación espacial mejora teniendo una capacidad de representar y manejar mentalmente objetos y comprendiendo su entorno, entendiendo la lateralidad y reconocimiento el lado derecho y izquierdo del cuerpo, reconociendo así su lado dominante.

Es importante destacar que en la danza se trabaja la disciplina, siendo importante en el desarrollo de los niños para que construyan normas y reglas, proporciona sensación de seguridad a los niños. Saber lo que pueden o no pueden hacer y qué límites no pueden sobrepasar les da tranquilidad. Ayudando a una convivencia basada en el respeto y la tolerancia hacia sí mismo y los demás, aprendiendo a portarse bien y a ser mejor personas.

Beneficios físicos: fortalece la espalda, endurece los hombros, los brazos, los muslos y los glúteos, desarrolla la elasticidad.

Beneficios mentales: estimula la fantasía y el espíritu de equipo, desarrolla la coordinación.

Beneficios de la danza en los adolecentes

La danza es una expresión artística y no tiene contraindicaciones pero hay que respetar las capacidades de nuestro cuerpo, en la adolescencia nos ayuda a tener un control emocional y a desarrollar nuestros objetivos, ya que se trabaja en grupo, desarrollando el respeto de opiniones y al trabajar en coreografías establecen objetivos, se plasman obligaciones donde debes de cumplir con los pasos asignados, ayudando a desarrollar un proceso que tiene como meta integrar al individuo de manera física y emocional.

Desarrollan la creatividad

Permitimos que nuestro cuerpo fluya con la música, hace que el cerebro trabaje libremente. Simplemente sentir y expresarlo de forma corporal.

Ayuda hacer espontáneos

La espontaneidad y la creatividad nos abren, permitiéndonos avanzar por caminos nuevos y buscar nuevas soluciones, el cerebro busca rutas alternativas, probando y liberando algunos de sus nudos.

Flexibilidad, fuerza y resistencia

El baile mejora destrezas y habilidades que son muy importantes para la salud en general. La flexibilidad, fuerza y resistencia que se adquieren con el baile ayudan a mantener el cuerpo libre de lesiones.

Control Emocional

El baile en general, es una distracción placentera que proporciona una sensación de relax, reduciendo el estado de tensión y estrés, obteniendo sensaciones de bienestar. Aumenta la motivación y la ilusión por la vida, siendo más positiva y ayuda a canalizar la adrenalina.

Beneficios de la danza en los adultos

La danza ayuda a conectar con otras personas, a tener más seguridad en uno mismo lo que hace que proporcione muchas oportunidades de relacionarnos con otras personas y lo mejor de todo es que una actividad que no tiene límite de edad, mejorando así las relaciones interpersonales ya que es un punto de encuentro para hacer amigos y mejorar el desarrollo de habilidades sociales.

No solo nos permite conectarnos con otro si no con uno mismo, nos permite conectar con nosotros mismos, con nuestro interior. Al bailar expresamos sentimientos que puede que nos habiten inconscientemente o incluso liberamos todo aquello que pesa en nuestro interior. Bailar nos da la oportunidad de conocernos a través de un nuevo lenguaje. En los adultos la danza ayuda al sistema respiratorio y mejora el sistema circulatorio, a la concentración y memoria ayudando a tener un control emocional disminuyendo la ansiedad, el estrés y previniendo la depresión.

Mejora de la concentración.

 El estar atento a los pasos y practicar la coreografía hace que estemos más atentos a nuestros movimientos, mejorando así la memoria y la atención.

Mejora la autoestima y el auto reconocimiento.

 El hecho de vernos capaces de aprender una coreografía al completo y luego ponerla en práctica hace que la confianza en nosotros mismos crezca. Además el hecho de practicar delante de tantas personas vamos perdiendo el miedo, también ayuda a que el sentimiento de vergüenza tras cometer un error se reduzca.

Previene el envejecimiento cerebral. 

 Proporciona desafíos mentales que son clave para el mantenimiento de la agilidad mental y la salud cerebral.

Beneficios de la danza en la tercera edad

La danza en las personas de la tercera edad es importante porque les aporta una integración social y ayuda a conocer personas tan solo unidas por la música, hay que destacar que equilibra el cuerpo, mente y alma para el desarrollo integral de la persona. Siendo un sistema de integración humana, renovación orgánica y reeducación afectiva.

Ayudando a estimular los potenciales de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia. También hay otros beneficios que ayudan a nuestro cuerpo.

Se fortalece el corazón

Ayuda al corazón a mantenerse fuerte al aumentar el ritmo cardíaco y mejorar la capacidad pulmonar.

Combate el Alzheimer

Es un ejercicio excelente para el cerebro y prevenir enfermedades como el Alzheimer. Un estudio con participantes de la tercera edad, publicado en el New England Journal de Medicina, encontró que el baile frecuente aumenta la agudeza mental y las personas con Alzheimer son capaces de recordar memorias olvidadas cuando bailan la música que solían conocer.

Aumenta la memoria

El baile puede ayudar a revertir la pérdida de volumen en el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria, lo que evitaría padecer de demencia senil, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. Cuando aprendemos rutinas de baile, mejora la memoria y la habilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo.

Aliado en la pérdida de peso

La pérdida de peso es otro de los beneficios del baile. Un estudio publicado en el Journal of Physiological Anthropology encontró que bailar es tan útil para la pérdida de peso y el aumento de la potencia aeróbica. Se calcula que en media hora de baile constante se pueden quemar entre 200 y 400 calorías.

Disminuye el colesterol

Al ser un ejercicio aeróbico, se reducen los niveles de colesterol total en la sangre, especialmente los del colesterol LDL, conocido como malo y ayuda a incrementar los niveles del HDL o colesterol bueno.

Antídoto contra la osteoporosis

Es  un ejercicio de fuerza que puede prevenir la pérdida de la masa ósea y ayuda a tonificar los huesos sin estresar las articulaciones. Muchos estilos de baile requieren de movimientos que fortalecen los huesos como la tibia, el peroné y el fémur. A largo plazo, una práctica regular de baile podría prevenir la osteoporosis.

 Elimina el estrés

Excelente para ayudar a las personas que padecen de depresión, ya que estimula la producción de endorfinas (hormonas que combaten el estrés) y ayuda con los sentimientos de aislamiento. De acuerdo con un estudio publicado en el International Journal of Neuroscience el baile contribuye a la regulación de los niveles de serotonina y dopamina neurotrasmisores claves para no caer en depresión.

Aumenta el nivel de energía

Un estudio publicado en el The Scholarly Publishing and Academic Resources Coalition reveló que una clase de baile a la semana mejora el rendimiento físico y aumenta los niveles de energía.

luctus leo elit. facilisis mattis tristique